07 agosto 2009

Fragmentos de Los Goces de Dafne (Editorial C.I.L.C, 2008)

Dafne quisiera
no agotar la llana
vocación de laxitud:
es una línea inmediata
agotada sin espesura
detrás y delante de sí.

El goce se tiñe de fuga.
Y la fuga sólo es fuga.

XII

o el cuerpo de Frida y su desnudez
la sangre evaporándose en el exceso
el fuego atravesado en su pincel
cantado por la belleza de su figuración.

XIII
La carretera es sólo una proyección
sobre el tejado.
Este invierno debía caer nieve
porque todos los extranjeros
se van con la nieve.
La carretera siempre transcurre a mis espaldas
porque entre las plumas
y la nieve hay un vínculo
inexorable,
porque en la cama
las plumas guardan nuestros
fríos sueños
y el frío es un túnel oscuro
donde caen copos de sueños
y entre los copos y las plumas
y el frío y el viaje
sólo quedo yo
solita con mis almohadas
de nieve en la cabeza
con mis fríos
de plumas
en los pies

La pájara veneciana

mancha designada